viernes, 15 de septiembre de 2006

Por unas plazas dignas ya


Intervención de la Asociación en el hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia el pasado Junio



La Asociación de Amigos y Vecinos de la Malvarrosa a quien represento y creo poder decir que el vecindario del barrio en su conjunto, queremos aprovechar esta oportunidad para denunciar la situación en que nos encontramos quienes vivimos en algunos barrios de nuestra ciudad, así como poner de manifiesto el que muchos de estas situaciones pueden achacarse a la falta de atención por parte de la corporación local a los intereses y problemas que cotidianamente nos afectan como ciudadanos.

En nuestra opinión, esta falta de atención hacia los barrios más populares contrasta notablemente con la imagen de ciudad vanguardista y ejemplar que se quiere proyectar, con grandes intervenciones, muchas de ellas de carácter mediático, cuya principal finalidad parece ser transmitir la idea de progreso de la ciudad, si no es la de favorecer determinados intereses no siempre colectivos. En lo que atañe a nuestro barrio citemos a modo de ejemplo las intervenciones en el puerto con su impacto sobre la playa de la Malvarrosa (conocido y avalado por informes técnicos) justificadas por una competición deportiva de escaso seguimiento. No nos engañemos: que un ciudadano acuda a ver las nuevas construcciones edificadas al albur de la Copa América no es equivalente a éxito de participación y de espectadores, pero este es otro problema.

A pesar de no ser ahora momento de concretar todas y cada una de las carencias y deficiencias que venimos padeciendo en nuestro barrio, no nos resistimos a mencionar, las insuficiencias del transporte público, la escasez de zonas verdes, el deficiente mantenimiento de parques y plazas (las pocas plazas equipadas con parques infantiles tienen un mantenimiento muy deficiente así como un mobiliario, cuando existe, de una antigüedad no inferior en muchos casos a 25 años), las carencias en dotación de recursos sociales, la antigüedad de centros educativos, la desatención al problema de tráfico y consumo de drogas en determinadas zonas, la suciedad de calles, la inexistencia de infraestructuras deportivas adecuadas (¿no nos merecemos acaso los vecinos de la malva una piscina?) y un largo etcétera que, como digo, no podemos ahora desarrollar en detalle.

Y no se nos diga, por favor, que estamos ante un problema de falta de recursos económicos para atender estas necesidades, cuando es conocido el nivel de endeudamiento del Ayuntamiento y por donde van las prioridades de gasto de la corporación: no nos engañen con grandes proyectos urbanísticos, de dudosa rentabilidad social y que poco afectan a nuestras condiciones de vida diarias.

Bajando al terreno de lo concreto, queremos centrarnos en el tema de los solares, descampados y plazas sin urbanizar que se extienden en innumerables zonas del barrio. Es una situación preocupante que atañe a realidades no estrictamente urbanísticas, pues influye directamente sobre la salubridad, sobre la convivencia entre los vecinos y vecinas y sobre las condiciones de vida en general. De hecho el grado de abandono de los solares es una muestra del grado de abandono del barrio por parte de este Ayuntamiento.

Por centrarnos en un caso que pueda servir de muestra, tenemos el solar situado entre las calles de Cavite, San Rafael y Vicente la Roda y la Avenida Malvarrosa. Esta parcela, a pesar de que ya figuraba para ser urbanizada en el P.G.O.U., hoy en día no es más que un solar insalubre, un depósito de enseres, y cúmulo de basuras que se convierte en gran barrizal en días de lluvia. Esto, a su vez, impide la fluidez del tránsito, hecho agravado por el estrangulamiento de la calle San Rafael a esta altura, por el deficiente alineamiento de la calle.

Los vecinos hemos reivindicado de diferentes maneras la intervención del Ayuntamiento: movilizando al vecindario, realizando protestas ciudadanas, y presentando más de cien escritos al Ayuntamiento sin haber recibido a fecha de hoy contestación alguna. También hemos denunciado esta situación ante los medios de comunicación, pero sabemos que es aquí y pedimos que sea ahora, el lugar y el momento donde se resuelvan este problema.

Los vecinos no queremos conformarnos con los parches y remiendos que, muy de cuando en cuando, se llevan a cabo: las limpiezas puntuales, el desbroce de arbustos, la retirada de trastos (incluyendo vehículos abandonados y, en ocasiones quemados, con el consiguiente riesgo de incendio) no son más que remiendos que retrasan una solución definitiva.

Y queremos una solución definitiva que pase por una urbanización integral de la parcela, con los viales correspondientes, sus zonas verdes ajardinadas y equipamiento urbano y de parque infantil adecuados.

Así pues, preguntamos:
- ¿Hasta cuándo vamos a seguir con esta situación?
- ¿Vamos a tener que esperar a la aparición de intereses urbanísticos particulares para que se intervenga para convertir un solar en una plaza?
- ¿Qué tipos de actuaciones concretas, de qué manera y cuándo se van a ejecutar?

Para colaborar en aportar soluciones siempre estaremos disponibles, lo que no impedirá que sigamos reivindicando por todos los cauces posibles que se lleve a cabo el convertir este solar en una auténtica plaza.




“Por unas plazas dignas ya”
Asociación de Amigos y vecinos de la Malvarrosa.

1 comentario:

  1. Es importante denunciar como está nuestro barrio ante los que dicen representarno para mandar. También mola que la gente opine y creo que la verdad es que las poazas son una auténtica asquerosidad. Tenemos que seguir reclamando, así que a trabajar con la asociación!!

    ResponderEliminar